Minas

Esos túneles se construían para poder llegar al pie de las murallas [espesos muros de tierra de sección trapezoidal - inclinadas por ambas caras - y revestidas - o no - de fábrica, o sea, de ladrillo cocido] y poder colocar al fin de dicho túnel, que se conocía como mina, precisamente, una cantidad de explosivos tal que permitiera volandolo desde una posición segura [llevando mecha desde la boca a cielo abierto de la mina en posición segura] derribar ese trozo de lienzo [muro] para poder abrir brecha [batería] por la cual dar asalto a la villa o fuerte defendido por estas murallas.

En la escena de Alatriste, a mi juicio [junto a la escena inicial de la encamisada para clavar los cañones holandeses] de lo mejor de la película, se cruza la mina española con la contramina holandesa, y es ahí donde tiene lugar la lucha a puñal y "bomba".

Al tiempo que se abrían minas para llegar al pie de la muralla, se abrían contraminas que salían desde el interior de la villa sitiada, para interceptar las minas de los asaltantes, de ahí la significación de la escena de la película.

Como desde la villa se podía ver o intuir, desde donde partía la mina, estas no iban [en los primeros tiempos sí, pero evolucionada la técnica de sitiar plazas la cosa se complicó] o mejor dicho, no podían, ir en línea recta, por el motivo antes expuesto de que se ejecutaba la contramina y sería fácil que fuera interceptada de esa manera. Así que debía ir haciendo zig-zags [de hecho en la película se aprecia un par de quiebros en el recorrido de la mina].

De todas maneras, ya digo que el punto final de la mina solía ser conocido, en tanto en una plaza que solía tener como mínimo cinco costados [a veces cuatro, cinco, seis, siete u ocho, si eran regulares, y veinte o treinta lienzos si eran irregulares] se abría zapa - trinchera, por dos o tres caras a lo sumo, y la resistencia se hacía fuerte en este punto, y por lo tanto las contraminas de los sitiados partían desde ese punto.

Se solía luchar como aparece en la película, pistolas o arcabucejos [armas cortas] y puñales, dagas, pero también leí en Alonso Vázquez, durante el asedio de Maastricht [1579] que se emplearon mosquetes que se disparaban a través de tablones atronerados, pero finalmente interpreté que ese asalto que se dio para recuperar una mina perdida por los españoles a mano de los rebeldes de la villa, se refería al trozo de mina aéreo, o si lo prefieres, pozo de ataque, que era desde donde se iniciaba la mina. Este pozo de ataque, de nuevo recurriendo a Alatriste para ilustrarlo, sería donde acaba la escena cuando les informan que Breda ha capitulado.

Lo que comentaba antes del asalto de la mina en Maastricht, relatado por Alonso Vázquez:

Aquella noche mandó el Príncipe que se previniesen muchos
tablones gruesos atronerados, y diez soldados españoles, escogidos
de cada compañía de las de los capitanes Gaspar Ortiz y
Alonso de Perea y Juan Nuñez de Palencia , y á la mañana les
dio orden que entre dos tomasen un tablón y se fuesen arrimando
á las minas que habian perdido , y por detras dellas , lo
más cubiertos que pudiesen, cerrasen , disparando por las troneras
de los tablones mucha mosquetería , y al amparo dellos caminasen
cuatro picas , y siempre procurasen adelantarse lo más
que pudiesen hasta hacer desamparar á los rebeldes las minas que
habian ocupado. Hiciéronlo valerosísimamente de la manera que
lo habia ordenado, y por debajo de tierra fueron peleando, y en
tanto que lo hacian se trabó una muy fogosa y valiente escaramuza
entre los rebeldes que estaban sobre la muralla con los
españoles que asistían á las trincheas , que duró hasta que las
minas se volvieron á recuperar, habiendo los españoles muerto
la mayor parte de los que las defendían ;


Tablón atronerado, es un tablón con unos orificios que permita introducir la boca del mosquete, y por tanto, efectuar el disparo protegidos tras ellos.

Por cierto, en la escena de Alatriste se ve como desalojan a los españoles inundando la mina con azufre. Amén de este azufre, se empleaban otros métodos:
También en Maastricht desalojaron a los españoles de una mina, haciendo en la boca de la contramina que había desembocado a la mina española un fuego con madera verde, y accionando el fuelle del órgano de la Iglesia mayor de la mina inundaron de humo la misma.
También en este asalto, los rebeldes desembocaron con otra contramina a la que los españoles tenían hecha. Pusieron explosivos y la volaron. Como resultó que los españoles estaban echándose la siesta dentro [debía estarse fresquito] mataron a los que allí estaban.


Los minadores hablan hecho dos grandes minas y el Príncipe
tenia intento de hacerlas volar el dia siguiente , y porque
después de haber ganado el torreón se hallaron muy cansados
y calurosos , se entraron á dormir en ellas la siesta los capitanes
Gaspar Ortiz, D. Gonzalo de Sayavedra y Alonso Alvarez
y otros muchos soldados particulares de sus compañías , bien
descuidados de lo que los rebeldes hacian , que fué una contramina
más baja por donde iban buscando las que hablan hecho
los españoles , y como encontraron con la una , le pusieron
fuego y voló hasta el cielo é hizo mil pedazos cuantos habia
dentro , sm que se escapase ninguno más del capitán Alonso
Alvarez que estaba ala boca de la mina muy apartado de los
demás ; con todo eso salió con dos costillas hechas pedazos y
muy maltratado


Al fondo de la mina se colocaba una cantidad de explosivos. Esta debía variar según la altura del muro [o bastión] que se pretendía derribar, así como respecto a la disposición de la mina en altura respecto a la base del muro o baluarte a demoler.

Sánchez Medrano indica 6 quintales de pólvora [1 quintal = 100 libras = 46 kgs] dispuesta en 6 barriles. Estos seis barriles debían "enconfrarse", o sea dejar cerrada la cámara que alojaba los barriles, con maderos dispuestos contra los que se colocaban saquillos de tierra o tierra para evitar en lo posible la pérdida de toda la potencia de la explosión por el túnel construido, antes que contra la muralla a demoler. Se llevaba una mecha al exterior y se prendía y se esperaba a ver que pasaba.

Normalmente se hacían preparativos para el asalto [si era contra una muralla] el mismo día que se había de prender la mina, pero las circunstancias variaban, puesto que a veces se esperaba a que la cantidad de material caído que componía el muro de tierra cegase [rellenase] el foso, de manera que se formara un camino por el cual acceder a la plaza. En otras ocasiones se había cegado previamente el foso con fajina [haces de tronquillos] pero para eso había que haber ido avanzando hacia la muralla mediante zapa o trinchera, hasta desembocar al foso, y el proceso era muy dificultoso.

Desde luego, si se intentaba realizar una operación de asalto por sorpresa, se hacía contra alguna de las puertas de la villa, o incluso por escala, pero esto se podía hacer no cuando se hubiera iniciado el sitio, con lo que estarían las guardias apercibidas y dobladas, sino sin previa declaración de intenciones.

·
Publicar un comentario en la entrada