Motines de 1574: el de la batalla de Mook; el del asalto a Utretch

Es la nación española inclinada a las alteraciones
Veáse el capítulo 8: "Los motines" y el apéndice correspondiente de el libro "El Ejército de Flandes y el Camino Español" , de Geoffrey Parker:

1) Entre 1572 y 1607 hubo 45 motines.
2) 23 estuvieron protagonizados por españoles: 16 de ellos en exclusiva por soldados españoles, y los siete restantes coparticipados por soldados valones, o soldados de "todas las naciones".
3) Esto teniendo en cuenta, que de los 45 motines analizados, hay siete cuya nación no está identificada - al menos, el autor no da detalles de la misma.

Si se pone en relación el número de unidades españolas en el ejército de Flandes con el número de motines que protagonizaron, quedan los primeros de la tabla... por lo menos, en estos años.

Motines de 1574.
Los amotinados de Amberes [o de la batalla de Mook]
Tras la batalla de Mook (abril de 1574) “se amotinaron todos los españoles” - los que en ella habían participado: 4.000 hombres según Mendoza - que tienen costumbre diferente a las demás naciones pues piden las pagas “después de haber combatido”.
Prometieron a Sancho de Ávila de ir – combatir - con él “si el enemigo se rehiciese y juntase golpe de gente”.
Marcharon a Amberes, y los españoles del castillo que la guarnicionaban se amotinaron a su vez, aunque tras ser muerto "a cuchilladas" su electo [y el sargento mayor de éste] se apaciguaron. Los que estaban en la villa de Amberes – que venían de la batalla de Mook – continuaron en sus trece “de suerte que no pudo aprovecharse [de ellos…] combatiendo los rebeldes […] atrasando grandemente la reducción de los Estados”.
4562 hombres, que no eran pocos, y que permanecieron alojados en Amberes, en tanto sus compañeros luchaban en las provincias de Holanda y Zelanda.

Estando esas tropas en la villa de Amberes prosiguieron los combates entre el ejército católico y los rebeldes: socorro del sitio de la villa de Leyden.
Se pretende dividir las fuerzas de los enemigos haciendo una entrada en la provincia de Holanda, hasta tomar la Haya, y aunque según criterio del Comendador Mayor “no era posible oponérseles hasta haber pagado lo españoles amotinados”, se ejecutó con tropas que no se habían amotinado, divididos en un cuerpo principal y otro secundario: 25+3.5 banderas de españoles, 7 de valones, 7+2 de alemanes y 4 compañías de caballos ligeros (correspondiendo las cifras superiores al cuerpo principal y las demás al secundario).
Se toma el fuerte de Alphen (aan Den Rijn). Se toma el fuerte de la esclusa del Maas, (Masencluse:Maasluis?). Tras cuarenta y dos días de motín, se saldan las cuentas a los tercios que se hallaban amotinados en Amberes, y se unen a la campaña en Holanda.


Los amotinados de Harlem [o los del asalto a Utretch]. El Tercio de Valdés
Fueron estos quienes después de haber recibido un socorro de cuatro escudos con la promesa de rematar las cuentas – abonar las pagas atrasadas - y tras esperar en vano dos meses, protagonizaron un motín (2219 hombres), el cual, tras rondar por Holanda (Harlem) se dirige al sur dando asalto a la villa de Utrecht – guarnicionada por españoles, dándose combate entre atcantes y defensores – hasta que les convencieron de marchar a Maastricht donde les liquidaron los adeudos.
Estuvieron cuatro meses amotinados, y no combatieron en este tiempo sino contra los de su propia nación.

Y aquí el caso es que un tercio amotinado, el Tercio de Italia o Valdés, ataca una guarnición presidiada por españoles, y estos la defienden contra los atacantes.
Era este Tercio de Valdés "recién llegado" a Flandes: llegaron en junio de 1573, mientras que el asalto a Utrecht se produce en 2 de mayo de 1574, apaciguándose los amotinados el 30 de ese mismo mes.
Pero no eran bisoños en ningún caso: El Tercio de San Felipe era el nombre que tomó el refuerzo enviado desde Italia en 1573: 12 compañías “destacadas” del Tercio de Lombardía. Santiago fue el nombre que tomaron las 13 compañías del Tercio de la Liga (por haberse embarcado en la Liga contra el turco) o Tercio de Lope de Figueroa, maestre de campo que murió en Utrecht el 17 de julio de 1573.
El amotinado – del que hablamos - era el llamado Tercio de Italia o de Valdés, producto de la reformación o fusión del Tercio de San Felipe y el Tercio de Santiago, el 23 de julio de 1574.
Francisco de Valdés fue el maestre de campo, tanto de los primeros, como del producto de las reformas de éstos.
El periodo del motín – según Parker – de 7 de noviembre de 1574 a 5 de marzo de 1575. Cuando se produjo el asalto a Utrecht muchos de esos soldados llevarían luchando unos cuantos añitos... habiendo combatido algunos de ellos en Lepanto (1571).

Bernardino de Mendoza escribió: mandó el Comendador Mayor se reformasen las 25 banderas de los Tercios de San Felipe y Santiago en doce, haciendo maestre de campo dél a Francisco Valdés.Esta cita correspondería a la fecha de julio de 1574 cuando se fusionaron.
El pasar de 25 banderas a 12 podía originar que hubiera muchos oficiales reformados, pero "muchos" de estos pasaban a formar como entretenidos una especie de estado mayor del maestre de campo: los utilizaban para enviar mensajes, para misiones de reconocimiento, para realizar parlamentos...Bernardino de Mendoza relata que Valdés - cuando se amotinaron las tropas - aguardó un mes con sus oficiales, hasta que el Tercio comenzó a moverse.

Por cierto, que nombraron un electo, lo mataron y nombraron un segundo, por haber tenido tratos el primero con los rebeldes para solicitar derechos de paso por las zonas controladas por los rebeldes.

RESPECTO DE LOS QUE DEFENDÍAN UTRECHT
En la RELACIÓN DE LA GENTE DE GUERRA QUE EN FIN DE DICIEMBRE DE 1573 HABÍA EN LOS ESTADOS BAJOS, CONFORME Á LA MEMORIA QUE EL DUQUE DE ALBA DEJÓ AL COMENDADOR MAYOR DE CASTILLA, Á 18 DE DICIEMBRE DE 1573, se detalla que había dos banderas de infantería alemana baja guarnicionando Utrecht.
Pero esto era año y medio antes del asalto...Bernardino de Mendoza dice que eran cien los españoles del castillo al mando del capitán Francisco Hernández de Ávila. Respecto a que Tercio pertenecían, me parece raro que hubieran sido del mismo, porque a lo que conozco, los Tercios de San Felipe y Santiago se movieron juntos... y no sé si llegaron a guarnicionar alguna plaza.

CONCLUSIONES sobre los motines en Flandes de 1574
1. Cierto es que los españoles lucharon en Mook y que dando y ganando la batalla se amotinaron después la práctica totalidad de los que combatieron. No lo hicieron antes, sino después, de acuerdo a la palabra que habían dado.
2. Dan la promesa de ir a combatir si les atacan. Pero luego el ejército continúa la campaña, y hasta que no cobran, no se reincorporan. La falta de esos hombres se nota en las acciones que tienen lugar. Alguien puede apreciar - y yo también lo hago - que no es lo mismo que te ataquen que ser tú el que lleve la iniciativa, y que por tanto, y en relación con la promesa dada, los amotinados no la incumplieron, pero la ausencia de esos soldados provocaba un vacío insustituible.
3. Es significativo el caso de los amotinados a finales de año – el segundo ejemplo – que campea y hasta da asalto a una villa guarnicionada por españoles, luchando, como se ha dicho, contra soldados de su propia nación
Publicar un comentario en la entrada